El avance de la segunda ola de la pandemia COVID-19 en Chile y la posible injerencia en importantes elecciones regionales, municipales y comarcales del 10 y 11 de abril abre un nuevo frente de malestar en el país.

El exministro de Salud, Jaime Mañalich, se pronunció sobre este asunto y dijo en una entrevista con Radio T13 que si la situación no mejora significativamente y continúa como en los últimos días, “debemos iniciar una conversación muy seria en este mes de abril. paquete electoral “.

Mañalich dijo que hizo esta evaluación “con cautela”, pero dada la situación en un país donde el número de nuevas infecciones ha aumentado en alrededor de 6.000 por día en los últimos cinco días.

Por su parte, la presidenta del Colegio Médico Izkia Siches dijo en declaraciones a otro programa de radio que si el país cae en un contexto de total reclusión donde las actividades diarias están prohibidas o no se va a trabajar, “es comprensible que no se pueda votar”.

Sin embargo, Siches dijo que para decidir si posponer o no las elecciones debe hacerse dos semanas antes de las urnas, “que es cuando podemos hacer un pronóstico más claro”, y advirtió que “el gobierno debe hacer el mayor esfuerzo en lugar de organizar las elecciones, debería basarse en reducir el número de casos ”.

A su vez, el ministro de Salud, Enrique Paris, recordó que cuando se realizó el plebiscito el 25 de octubre de 2020 colaboraron con el Servicio Electoral en el establecimiento de protocolos sanitarios que permitieran votar sin riesgo para las personas. .

Señaló que si se siguen los protocolos de salud en las próximas elecciones, no debería haber problemas.

Paris recordó que tomar una decisión no depende del organismo que preside, sino del gobierno y del Servicio Electoral. También dijo la semana pasada que el Parlamento aprobó una reforma constitucional para tomar la jornada de votaciones en dos días, precisamente como medida para evitar aglomeraciones y una posible contaminación por COVID-19.

En las elecciones de abril, más de 15 millones de chilenos están llamados a votar para elegir gobernadores regionales, alcaldes, concejales y los 155 miembros de una convención que redactará una nueva constitución.

NUEVAS CUARENTINAS

Mientras tanto, las autoridades anunciaron el lunes que más municipios serán puestos en cuarentena en los próximos días a medida que aumente el número de nuevas infecciones.

La parte oficial del Ministerio de Salud, cayendo el domingo antes de las 9 p.m., enumera 5.117 nuevos casos de COVID-19, con lo que el país superó la barrera de los 5.000 por quinta vez consecutiva, lo que no fue así. de los peores momentos de la primera ola en junio de 2020.

El alto número de muertes también es sorprendente: 98 el domingo, por lo que ha habido más de 500 muertes en los últimos cinco días.

Refiriéndose a la situación, el ministro Paris dijo en rueda de prensa en el Palacio de La Moneda que “estamos muy preocupados por la evolución y comportamiento del virus y estamos viendo un aumento constante en el número de casos en los últimos días”.

Agregó que algo similar se había observado en otros países luego de las vacaciones y por eso se desarrolló en Chile un “plan de marzo” para aumentar los controles sanitarios, dotar a los hospitales de camas para cuidados más intensivos y seguir insistiendo en las medidas preventivas por parte de población.

La evidencia de progresión de la enfermedad es la situación en regiones como Los Ríos, con 63,1 infectados por cada 100.000 habitantes; Bío Bío (45,4), Tarapacá (43,3) y Araucanía (41,4), mientras que en la región metropolitana donde se concentra casi la mitad de la población de Chile, la cifra es del 19 por cien mil.

Como resultado, a partir del próximo jueves 37 municipios del país endurecerán las medidas restrictivas, incluidos 28 en cuarentena total, incluidos nueve en la capital, dijo la subsecretaria de Estado de Salud, Paula Daza.

Así, a partir de ese día, más de 1.300.000 personas en la capital estarán en total cuarentena durante al menos dos semanas, aunque los fines de semana casi ocho millones de santiagueros se ven completamente obligados a encerrarse en sus casas.

Solo nueve municipios del país pasarán a las próximas fases del plan de recuperación del gobierno.

Otro indicador de preocupación es la tasa de pacientes activos, que ya es de 33.379 pacientes, más alta que en el informe oficial anterior y la más alta desde el 29 de junio de 2020.

A la fecha, 896 mil. 231 personas han sido infectadas con el coronavirus SARS-CoV-2 desde que se informó el primer paciente el 3 de marzo del año pasado, y el número total de muertes llegó a 21.000. 773.

Santiago, 16 de marzo de 2021

El Federal Online / Prensa Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *