Israel se convierte en el primer país en inocular una tercera dosis


Hay promesas infantiles que a la larga sí pueden cumplirse. Es lo que sucedió con Quentin Tarantino, que al día de hoy sigue siendo rencoroso con las críticas que le hizo su madre.

En el podcast The Moment, el director dijo que por mucho tiempo era tildado como un «niño tonto» en la escuela. A pesar de que las cosas cambiaron cuando comenzó a escribir a los 13 años, su mamá le refregaba aún sus «incapacidades escolares».

«En medio de sus palabras, dijo: Ah, y por cierto, esta ‘pequeña’ carrera de escritura, ¿Qué estás haciendo? ¡Esta mierda se ha acabado!», explicó Tarantino.

Al escuchar esas palabras que nunca olvidó, el ahora escritor ganador del Oscar rememoró que se hizo una promesa.

«Está bien, señora, cuando me convierta en un escritor exitoso, nunca verá un centavo de mi éxito. No habrá casa para ti, no hay vacaciones para ti, ni habrá un Cadillac para mamá. No obtendrás nada. Porque dijiste eso», recordó Tarantino.

Según el director de Pulp Fiction, al día de hoy ha cumplido esa palabra. Aunque recalcó que sí le ha ayudado con sus problemas con el Servicio de Impuestos Internos.

Pero hasta el día de hoy nunca le ha comprado una casa o un coche elegante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *