Constituyentes sorprendieron al llegar disfrazados a la Convención


Basta con revisar su Instagram y sus últimas publicaciones, para notar que Raquel Argandoña se pegó una escapadita a San Pedro de Atacama. De hecho, ayer por la tarde subió una grabación donde habla del viaje:

“Yo siempre he dicho, que uno puede volver a los mismos lugares, pero es muy difícil que uno vuelva con la misma persona…”, disparó desde la terraza del hotel Cumbres, donde se alojó.

Y sus palabras cobran otro significado cuando, hacia atrás, uno puede constatar que ahí mismo estuvo en febrero de este año, pero esa vez en compañía de su pololo, Félix Ureta, por entonces celebrando su cumpleaños.

En aquella oportunidad, ambos sacaron partido al viaje subiendo varias publicaciones, imágenes y mensajes de amor en sus respectivas cuentas de Instagram.

Sin embargo, esas fotos, esos videos, esos mensajes, no están más. Y no sólo en la red social de Raquel: también en la de Félix, que sostienen una relación que se hizo pública en 2019.

¿Señal de un quiebre?

Ambos aún se siguen en Instagram, pero ya no hay evidencia de fotos juntos. Hmmm…

¿Murió la flor?

Glamorama intentó comunicarse con Argandoña, pero no obtuvo respuesta. Quien sí les contestó fue el ingeniero comercial, aunque apenas se limitó a decir que prefiere no hablar sobre “su vida privada”.

Como sea, Argandoña pasó un par de días de nuevo en San Pedro, aunque acompañada por su amigo, el diseñador Víctor Eduardo.

Durante su estancia allá, subió varios videos del viaje. En algunos, incluso se podían oír diálogos entre ambos, y uno fue más menos decidor: “Hace bien la soltería”, le comentó el diseñador. Argandoña contestó, algo alterada, “no empecemos con pesadeces, que yo hablo”.

Para explicar el motivo del viaje, Raquel compartió un video donde sale conversando con Víctor Eduardo y ahí cuenta cómo el diseñador le propuso ir a San Pedro de Atacama, ya que ambos habían ido hace algún tiempo.

“Él había venido hace como dos semanas acá a San Pedro, y yo también había venido en febrero acá a San Pedro de Atacama, y él me dijo ‘tenemos lugares maravillosos, hay locaciones increíbles’. Ya poh, vamos”, comentó Argandoña.

Y agregó la frase que lo cambia todo: “Y yo siempre he dicho, que uno puede volver a los mismos lugares, pero es muy difícil que uno vuelva con la misma persona… Bueno, da lo mismo”.

Luego, tras otro divertido intercambio, Víctor Eduardo la emplazó:

“Hace diez minutos me estaba diciendo ‘me voy a quedar solita, te vas a ir la otra semana de viaje’”.

Y Argandoña recogió el guante: “Sí. Me voy a quedar sola. Pero me voy a la casa de mi hermana que me invitó. Y voy a estar con mi hermana en su casa. Sí, porque tú me dejas sola”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *