Constituyentes sorprendieron al llegar disfrazados a la Convención


El terrible hecho se produjo en febrero de 2020, cuando dos ciudadanos portugueses, de 17 y 32 años respectivamente, atacaron a una mujer de 33 en las afueras de su departamento ubicado en Basilea, Suiza.

Ambos participaron, entonces, en una violación, que entonces trajo consecuencias. Aunque el menor nunca fue condenado, el hombre de 32 años sí: a Joao P., como fue nombrado, en primera instancia se le dio una pena de 51 meses.

Sin embargo, durante las últimas horas, todo cambió.

Resulta que la condena en contra del violador se redujo a apenas 36 meses. ¿Las razones? Increíble pero cierto: la jueza determinó que la violación fue “corta” y que “duró solo 11 minutos”…

Liselotte Henz, la encargada del caso, de esta manera ratificó que el hombre era culpable de una “falta moderada” y que el abuso fue “relativamente breve”.

Por otra parte, en sus argumentos, el sujeto había mencionado que la mujer le había “enviado señales” y que había estado “jugando con fuego”…

Protestas e indignación

Este domingo cerca de 500 manifestantes, en su mayoría mujeres, llegaron hasta el tribunal para protestar por la decisión adoptada por la jueza Henz.

Ahí realizaron un acto simbólico: guardar silencio por exactos 11 minutos, lo que duró la violación, solidarizando con la víctima.

“11 minutos son demasiado”, escribieron además en algunas pancartas.

Otras decían consignas como “No existe tal cosa como una violación breve”.

Finalmente, la abogada de la víctima tomó la palabra: “Un ‘no’ es un ‘no’ y debe aceptarse, independientemente del estilo de vida de la víctima. Primero esperaré el veredicto escrito y luego seguiré apelando”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *