Disney responde a Scarlett Johansson tras demanda

El vocalista de la banda británica, de 63 años, ya estaba en cuarentena por contacto estrecho, pero confirmó que salió positivo tras un test. “Prácticamente no tengo ninguna duda de que si no hubiera recibido la vacuna, podría tener serios problemas”, señaló.


Bruce Dickinson, el histórico cantante de la banda Iron Maiden, acaba de ser diagnosticado positivo por coronavirus. El músico, de 63 años, en rigor ya estaba en aislamiento, debido a que una persona de su familia fue contagiada por el virus. Pero, como informó la revista Rolling Stone, durante esos días comenzó a manifestar síntomas.

Dickinson -que está vacunado con las correspondientes dos dosis- se sometió a un test el miércoles, el que confirmó su contagio. “Estaba un poco estornudando un poco. Durante un par de días, me sentí un poco mareado, como si tuviera gripe, y eso fue todo», señaló a la mencionada revista.

«Pensé que tenía un resfriado y estas pruebas de flujo lateral resultaron negativas, negativas, negativas y, de repente, dijeron: ‘Oh, no es un resfriado’”, comentó. “Entonces, después de una vacuna, ese es el grado de malestar. El mayor problema es quedarse en casa para no pasarlo a otra persona que podría pasarlo a alguien que en realidad es vulnerable «.

«Prácticamente no tengo ninguna duda de que si no hubiera recibido la vacuna, podría tener serios problemas», agregó el músico, quien hasta antes de su aislamiento se encontraba de gira con su conversatorio An evening with Bruce Dickinson.

El regreso de la bestia

Además de reacomodar las fechas perdidas de sus charlas, por estos días Dickinson prepara el lanzamiento del nuevo disco doble de Iron Maiden, titulado Senjutsu, para el 3 de septiembre. Además, alista los detalles de la primera gira del grupo, agendada para el verano boreal del 2022, cuya primera fecha se realizará en Finlandia.

Respecto a la posible exigencia de pase de vacunación para acceder a los conciertos de la Doncella de Hierro, el músico señaló que es una decisión aún en debate. «Es una elección personal», señaló.

Pero, Dickinson marcó un punto al respecto. «Personalmente, creo que la gente está muy mal aconsejada si no va y se hace doblegar lo más rápido posible, no por las razones de ir a conciertos, sino por su propia salud», añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *