Rafael Calcines Armas

La implacable pandemia de Covid-19, el aumento del desempleo y el colapso de la economía son solo algunas de las noticias poco halagüeñas que han centrado la atención en Chile esta semana que termina.

Como evidencia del empeoramiento exponencial de los indicadores de crisis de salud, el Departamento de Salud reportó 8.112 nuevos casos de Covid-19 el viernes, la mayor cantidad desde que comenzó la pandemia.

Ese mismo día también se registró una cifra récord de 45.000 202 pacientes activos y 2.000.804 hospitalizados en unidades de cuidados intensivos, lo que afectará aún más la ya saturada capacidad del hospital en los próximos días, advierten los especialistas.

Ante el avance del coronavirus, que oficialmente tuvo el peor mes desde que ingresó a Chile en marzo, las autoridades anunciaron este jueves nuevas y más contundentes medidas que incluyen el cierre de fronteras y la extensión del toque de queda a partir del próximo lunes.

Esta situación, calificada por reconocidos especialistas como catastrófica, ha ensombrecido prácticamente los logros de una campaña masiva en la que ya se han vacunado casi siete millones de personas, al menos con la primera dosis de los 15 millones de población objetivo.

Pero quizás el mejor ejemplo de la gravedad del momento fue la propuesta de aplazar los importantes comicios programados para el próximo sábado y domingo a mayo, presentada la noche del domingo por el presidente Sebastián Piñer.

Enloqueció al parlamento durante la semana para aprobar rápidamente la medida antes de las próximas elecciones.

Pero entre debates, críticas, denuncias y denuncias, no será hasta mañana en una reunión extraordinaria que el Senado se pronuncie sobre el asunto, y salvo que surjan problemas, se espera que el Congreso tome una decisión final al respecto el lunes o martes.

Como si las malas noticias sobre la pandemia no fueran suficientes, durante la semana el Banco Central informó que la economía chilena se contrajo 2,2 por ciento en febrero. En comparación con el mismo mes de 2020, que es un descenso más marcado de lo que esperaban los especialistas.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística dijo que el desempleo volvió a subir en el trimestre diciembre-febrero, alcanzando el 10,3%, rompiendo la tendencia de los tres meses anteriores a la caída de esta tasa negativa.

En medio de tantos inconvenientes, la popularidad de Piñera siguió cayendo, según las encuestas publicadas esta semana, que para Criteria muestran que el apoyo del presidente al presidente es del 13%, y el Influye Data lo hunde aún más, otorgándole nueve puntos porcentuales.

Ambos estudios atribuyen estos resultados al pobre desempeño del gobierno frente a la pandemia y al creciente pesimismo sobre las perspectivas de la economía, que para el 47% Los chilenos se mantendrán estancados este año, y en un 27 por ciento. Empeorará.

Santiago de Chile, 3 de abril de 2021
El Federal Online / RC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *