Israel se convierte en el primer país en inocular una tercera dosis


Tras el reclamo de vecinos de la comuna de María Pinto, la alcaldesa Jessica Mualim llegó hasta un zoológico calificado como «clandestino».

Según consignó Mega, la autoridad comunal afirmó que el recinto no cuenta con permiso municipal para funcionar.

Los afectados -residentes de un condominio afectado- afirmaron que se siente en peligro por la cercanía de los animales salvajes con sus casas.

En charla con uno de los dueños, la edil fue enfática: «El problema es que uses el nombre de la municipalidad, porque has mostrado en redes sociales que tienes permiso municipal y es algo que ingresaste el 4 de junio junto con el reclamo de los vecinos, lo que es una falta de respeto para ellos y para nosotros».

Tras la reunión con este hombre, la alcaldesa explicó que «se tienen que ir del condominio. No hay 200 animales adentro, está controlado, está todo bien, eso para darle tranquilidad a la gente».

Además, sostuvo que «revisé las boletas y a partir de mayo empezó la actividad económica con fines de lucro, lo que no corresponde porque la interacción con los animales no era el objetivo».

De paso, aclaró que «estos son animales pequeños que van a ser trasladados y deben presentar un proyecto que eso es lo que se ha acordado hoy con la comunidad».

Al zoológico han asistido influencers y famosos, como los futbolistas de Colo Colo, Iván Morales y Pablo Solari.

Defensa de dueño

Juan Ignacio, uno de los dueños del recinto, explicó al citado medio que «independiente de que seamos catalogados como zoológico, la fórmula legal que entrega el SAG es de centro de exhibición».

«Nosotros no tenemos grandes cantidades de animales y los que tenemos no son salvajes, son todos animales que han nacido en cautiverio, criados a biberón y por lo tanto requieren el contacto con nosotros», sostuvo.

Por su parte, Jorge Hernández, director regional del SAG, aclaró que «la normativa actual prohíbe la interacción de los humanos con animales considerados salvajes o potencialmente peligrosos. En ningún caso nuestro servicio valida o ha acordado con el propietario o representante, llevar adelante esta actividad».

«Existe un proceso sancionatorio producto de una verificación en terreno que se hizo hace tres meses, donde se validó que efectivamente esta práctica y oferta dentro de la programación que tenía de actividades se estaba llevando adelante. Está en un proceso que está próximo a ser resuelto», añadió.

Además, explicó que «desde noviembre de 2020 existe una resolución que autoriza a este criadero y centro de exhibición que da fe respecto de la contención, seguridad y planes de trabajo que llevan adelante respecto de la protección de los animales, espacios adecuados. Yo no voy a desconocer que es una situación que es bastante poco normal que ocurra».

Finalmente, manifestó que «ellos tienen un permiso que les permite ser tenedores de este tipo de animales al interior de esas instalaciones».

Cabe consignar que, en noviembre de 2020, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) emitió un permiso para el funcionamiento de este lugar como centro de exhibición y criadero, sin fines de lucro. Debido a la normativa vigente, la autorización se emitió sin consultar a la municipalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *