El gobierno venezolano y las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB) han puesto en marcha una zona operativa de defensa integral dedicada en el estado de Apure, informó hoy el Comando Militar Supremo.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, anunció en conferencia de prensa que los operativos abarcan tres municipios y más de 700 kilómetros de la frontera con Colombia, como parte de los esfuerzos para neutralizar a los grupos ilegales del país vecino.

Las medidas de seguridad de emergencia serán diseñadas e implementadas por el Comando de Operaciones Estratégicas de la FANB (Ceofanb) para eliminar las amenazas a la paz y estabilidad del país, garantizar la protección de los bienes públicos y privados, según lo defina el titular.

En este sentido, Ceofanb y la Zona Operacional de Defensa Integral Apure, en cooperación con las autoridades civiles, establecerán plazos para el tráfico terrestre, fluvial y aéreo, además de aplicar medidas de control para asegurar la operación de los servicios públicos.

Asimismo, el Ministerio del Interior, Justicia y Paz garantizará los controles migratorios en los municipios fronterizos y podrá implementar el cumplimiento de requisitos específicos, como, entre otros, obligación de informar un cambio de dirección o lugar de residencia.

– Unidades de la FANB ubicadas en la zona de seguridad fronteriza podrán inspeccionar inmuebles y edificaciones, así como desalojar incautaciones ilegales de propiedad pública que impacten en la seguridad y defensa del país – dijo el ministro.

Desde el domingo 21 de marzo, Ceofanb realiza operativos de búsqueda e interceptación contra comandos paramilitares colombianos en el sur de la frontera, con especial énfasis en el entorno de la ciudad de La Victoria.

Hasta la fecha, las operaciones de defensa han dejado nueve muertos irregulares, 33 imputados por el Poder Judicial, así como seis campamentos destruidos y 16 explosivos desactivados en la zona de operaciones.

Padrino aseguró que ningún civil ha sido víctima de minas antipersonal instaladas por bandas paramilitares en su afán por el control territorial, cuya instalación es sinónimo de la “forma criminal de guerra” de estos grupos terroristas, destaca el titular.

El jefe general reiteró que Venezuela ha solicitado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que brinde a la FANB conocimiento imparcial para fortalecer los procedimientos de desactivación de estos dispositivos.

Durante el operativo de búsqueda e interceptación, ocho miembros de las fuerzas armadas venezolanas murieron en combate y otros 34 resultaron heridos, 21 de los cuales recibieron un certificado médico.

Caracas, 5 de abril de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *