Los casos sospechosos de Covid-19 que complican al Manchester United

Andes Iron, empresa propiedad de las familias Délano y Garcés, se prepara para vender el proyecto del puerto minero de Dominga a inversionistas chinos.

Como se informó diario financiero, Ya habría un principio de acuerdo para trasladar toda la iniciativa que se construirá a 16 kilómetros al noroeste del municipio de La Higuera, en la región de Coquimbo.

Las negociaciones son lideradas por la CEO de Sunforest Chile, Joanne Zhouy el empresario chileno José Antonio Ibarra. Actualmente, las partes están llevando a cabo una “debida diligencia”, una investigación precontractual, que dura cuatro meses.

El proyecto implica una inversión estimada de $ 2.500 millones y prevé una producción anual de 12 millones de toneladas de hierro, además de otras 150.000 toneladas de cobre.

esta Alcalde de La Higuera, Yerko Galleguillos, reaccionó a un acuerdo preliminar entre Andes Iron e inversionistas chinos.

“No me dijeron nada. es una sorpresa
No sé cómo lo aceptará la comunidad que tienen una relación muy estrecha con la empresa y no sé si les asusta un poco, principalmente porque hay compromisos que se han escrito. Esperamos que estas obligaciones no caigan”, dijo el jefe de la comuna, según La Tercera.

La construcción provocó la resistencia de organizaciones ambientalistas por los posibles efectos que tendría en la zona. De hecho, el 12 de enero, la Corte de Apelaciones de La Serena rechazó un recurso de la ONG Oceana contra el Comité de Evaluación de Impacto Ambiental (Coeva) para la aprobación de la construcción.

Posteriormente, un tribunal superior apeló la regla de no abogacía, argumentando que la Corte Suprema aún tenía que fallar otro recurso contra Dominga en mayo de 2021 destinado a revocar el fallo del Tribunal Ambiental que permitió la votación de Coeva.

Doming fue uno de los principales argumentos juicio constitucional infructuoso iniciado contra el presidente Sebastián Piñera en noviembre pasado.

Las calumnias se dieron luego de la publicación de los “Papeles de Pandora”, una investigación periodística internacional que reveló nuevos datos sobre la venta que la familia Piñera-Morel le hizo a Carlos Alberto Délano en 2010.

Según la filtración, la transacción incluía una cláusula que indicaba que el pago de la tercera cuota dependerá de si el sector en el que se construirá la instalación no será declarado zona de exclusión, lo que constituiría un conflicto de interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.