Mujeres latinas en primera línea del deporte

Coto Wong

Cargadas por los estereotipos de la sociedad machista, entre prejuicios y falsas nociones, las mujeres latinoamericanas hoy imponen su voluntad de empoderarse, de brillar en el mundo del deporte.

Se convierten en verdaderos campeones defendiendo este derecho a vivir sin diferencias y superando las barreras entre los viejos cánones establecidos sobre género, raza, religión y nacionalidad.

El deporte promueve la salud, el bienestar, mejora la autoestima, enseña liderazgo, trabajo en equipo y perseverancia, por eso las mujeres en América Latina desafían las barreras de género y muestran su potencial.

Los datos verificados muestran un aumento de su visibilidad en el deporte; En otras palabras, marcan la diferencia más que nunca: de un total de 997 atletas, solo 22 mujeres participaron en los Juegos Olímpicos de París de 1900.

Sin embargo, el panorama cambió y en el evento de 2012 bajo los Cinco Anillos en Londres, los atletas aparecieron por primera vez en todos los deportes del programa olímpico.

De hecho, en el torneo de verano de 2016 en Río de Janeiro, unas 4.700 mujeres, el 45 por ciento de todos los atletas, representaron a sus países en más de 300 eventos.

Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer antes de que veamos la igualdad total en el mundo del deporte, una situación mucho más tangible en el deporte latinoamericano.

Pero viviendo con esas cosas que él tiene y que dejan boquiabiertos a locales y extraños, expertos y aficionados, los representantes latinos reciben múltiples premios en cualquier evento olímpico, competencia regional o campeonato mundial, luego de actuaciones que apelan a una alta igualdad de género y son claras.

Entre ellas destacan las destacadas monarcas del deporte a las que felicitar en el Día Internacional de la Mujer, la primera medallista de oro olímpica en América Latina: la jabalina cubana María Caridad Colón, cuya actuación en Moscú en 1980 permanece en la línea de tiempo y devuelve una dosis de emoción. .

La colombiana Mariana Pajón también es enorme, con títulos de oro en BMX (Londres 2012 y Río de Janeiro 2016) y su compatriota, la levantadora de pesas María Isabel Urrutia, quien ganó el oro en Sydney 2000.

Además de la judoca cubana Driulis González (oro en Atlanta 1996, plata en Sydney y bronce en Barcelona 1992 y Atenas 2004), la famosa futbolista brasileña Marta Vieira da Silva, entre muchas otras jugadoras de alto rango que adornan la rica historia de el deporte mundial.

La Habana, 8 de marzo de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *