Israel se convierte en el primer país en inocular una tercera dosis

por unanimidad El Consejo del Banco Central de Chile acordó elevar la tasa de política monetaria (TPM) en 125 puntos base y mantenerla en 8,25%.

Este es el nivel más alto de TPM desde septiembre de 2008. La decisión se tomó durante la tercera reunión de política monetaria de este año y supera las expectativas de los operadores financieros que pronosticaban un alza de tasas de 100 pb.

Esta declaración El banco advirtió que la inflación de marzo fue muy superior a la esperada en el último Informe, en el que “la volatilidad anual del IPC (Índice de Precios al Consumidor) subió a 9,4%”.

“Destacó el alza de los precios de los alimentos -básicos y volátiles-, los combustibles y algunos rubros puntuales. Las presiones inflacionarias internas se han visto incrementadas por el aumento de los precios internacionales de la energía y los alimentos, la depreciación del tipo de cambio y los persistentes problemas mundiales de suministro”.añadió.

La unidad monetaria advirtió que la mencionada situación “Esto intensifica el riesgo del escenario inflacionario, por lo que la Junta Directiva decidió incrementar la TPM, lo que la ubica cerca del límite superior del corredor de tasas de interés del IPoM pasado. En el próximo Informe se realizará una nueva evaluación de la trayectoria de la política monetaria.

En el ámbito internacional, el organismo presidido por Rosanna Costa aseguró que “la inflación global sigue aumentando y los bancos centrales han intensificado la retirada de los estímulos monetarios”.

“Esto sucedió en un momento en que los precios de las materias primas y los alimentos siguen altos y los bloqueos en China han ejercido una presión adicional sobre la revitalización de las cadenas de suministro mundiales. La perspectiva de crecimiento global para este año se ha revisado a la baja, acercándose a los valores previstos en el Informe de marzo. Esto ante la incertidumbre que se mantiene alta por la invasión rusa a Ucrania y las señales de preocupación por la actividad en China, agregó.

Explicó además que “los movimientos de los mercados financieros mundiales estuvieron determinados en gran medida por los riesgos asociados con la velocidad con la que los principales bancos centrales retiran el estímulo monetario., especialmente la Reserva Federal de EE.UU. En este contexto, las tasas de interés de largo plazo en varias economías han subido desde la reunión anterior, las bolsas de valores han caído y el dólar se ha apreciado a nivel global, todo en medio de una mayor volatilidad financiera”.

Así, señaló que el mercado financiero interno “Se ha visto parcialmente afectado por estos hechos”.

“La paridad peso/dólar se ha debilitado significativamente en el último mes y las tasas de interés de largo plazo (BTP-10) han aumentado. Por su parte, el IPSA ha caído y la prima de riesgo soberana (CDS) ha aumentado. En términos de crédito, el rendimiento de las inversiones sigue reflejando la limitada dinámica de las diversas carteras. Este panorama es consistente con mayores costos de crédito, condiciones de acceso más restrictivas y una actitud más cautelosa de los solicitantes, lo que se refleja en la información cualitativa recogida en el Informe de Percepción Empresarial de mayo, dijo.

Respecto al último Imacec publicado, el Banco Central indicó que “La actividad aumentaría un 7,9% en el 1T 2022, ligeramente por encima de las estimaciones del Informe, principalmente por el resultado de marzo. Por el lado de la demanda, los indicadores a corto plazo muestran que el consumo se mantiene dinámico mientras que la inversión se debilita. En este último, mientras las importaciones de capital se mantienen altas, la mayoría de los indicadores relacionados con la construcción continúan a la baja y la información catastral se revisa a la baja para 2022-2025″.

Además, señaló que “en el mercado laboral, el crecimiento del empleo viene desacelerándose desde finales del año pasado, en un contexto en el que diversos indicadores muestran un menor dinamismo de la demanda y la oferta, que aunque con alguna mejora, sigue siendo limitada. Las expectativas de los consumidores (IPEC) y de las empresas (IMCE) siguen empeorando.

En última instancia, el Banco Central anunció que el acta de esta reunión de política monetaria se publicará a las 8:30 horas del viernes 20 de mayo, mientras que la próxima reunión se realizará el martes 7 de junio de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.