La enfermera Tara Jayne McConachy, de 33 años, hizo alarde de su apariencia inusual en un bikini ajustado

La muñeca Barbie REAL LIFE desfiló después de su cirugía plástica de £ 55,000 y un nuevo bikini después de revelar planes para quitarse las costillas.

La enfermera Tara Jayne McConachy, de 33 años, de Melbourne, Australia, “ama la vibra de su muñeca de plástico”, pero dice que aún no ha terminado su transformación.

La enfermera Tara Jayne McConachy, de 33 años, hizo alarde de su apariencia inusual en un bikini ajustadoFuente: salpicadura
El modelo de Only Fans considera quitar algunas costillas para una cintura aún más pequeña

El modelo de Only Fans considera quitar algunas costillas para una cintura aún más pequeñaFuente: salpicadura

Amante comprometida de la cirugía, ha mejorado su apariencia natural de pies a cabeza y viaja por el mundo en busca del cuerpo de sus sueños.

En Australia, tiene prohibido pasar por el quirófano debido a procedimientos excesivos, por lo que utiliza clínicas internacionales en su lugar.

Tara fue vista recientemente haciendo alarde de sus ampliaciones extremas en un diminuto bikini floral en Victoria, Australia.

Sorprendió a los lugareños con su apariencia inusual mientras disfrutaba de un viaje a la playa en Port Melbourne.

Con el rostro lleno de maquillaje y unas ondas negras que le llegaban a la cintura, Tara causó revuelo mientras los adoradores del sol descansaban sobre la arena.

Pero la mujer de 33 años está acostumbrada a interrogar a los transeúntes debido a su boca “hablada”, sus senos en forma de copa E y su cintura delgada.

Tara dijo que “perdió la cuenta de la cantidad de producto” que inyectó en la boca de su nariz, pero “siempre se asegura de que estén agradables y regordetas” rellenándolas regularmente.

Tara reveló previamente que incluso está considerando quitarse algunas costillas para una “cintura más estrecha”.

Si bien imaginar una operación tan invasiva y espantosa es suficiente para torcerse los dedos de los pies, dice: “¡La mera idea la emociona tanto!”

Ella explicó: “No hay límites para mí cuando se trata de cirugía plástica. ¡Es increíblemente adictivo y ya quiero senos más grandes!

“También estoy considerando cambiar el color de mis ojos a un verde aún más vibrante, y también reparar mis párpados con cantoplastia, blefaroplastia y levantamiento de cejas”.

Para mantenerse al día con su obsesión por la cirugía plástica durante el bloqueo de Covid, viajó a Europa para someterse a más cirugías.

Pero su implacable apetito por seguir mejorando no es tan glamoroso como parece.

Tara recuerda: “No tuve tiempo de recuperarme adecuadamente ya que Australia instó a los residentes que estaban en el extranjero a regresar a casa inmediatamente cuando se cerraron las fronteras.

“Gracias a Dios tenía a mi madre conmigo, ¡no hubiera podido hacerlo sin ella!”

Una enfermera calificada a la que le encanta compartir fotos calientes de su cuerpo en Instagram fue noticia el año pasado después de aparecer en el programa de telerrealidad estadounidense Botched.

Anteriormente describió cómo la cirugía plástica le dio una “sensación de empoderamiento” en una entrevista televisiva de 2020.

Y debido a las enormes facturas de la cirugía y un estilo de vida extravagante, Tara se unió a la plataforma de suscripción solo para adultos OnlyFans.

Ella cobra £ 20 por una suscripción mensual y anteriormente se jactó de que “Smart Traffic” le ganó £ 5,500 en solo tres días.

“Soy como el buen vino, solo mejora con la edad. Y, por supuesto, ¡cirugía!”, dijo.

Tras una drástica transformación, Tara luce irreconocible

Tras una drástica transformación, Tara luce irreconocibleFuente: Jam Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.