Se inició una investigación por ASESINATO en el suroeste de Francia después de que se encontraran los cuerpos de una pareja británica en su aislada casa de campo.

Amigos de la pareja -que no fueron nombrados- visitaron Boudrac, en las estribaciones francesas de los Pirineos, al sur de Toulouse, después de no haberlos visto durante al menos tres días.

Cuando llegaron a su casa, que iba a convertirse en un bed and breakfast, encontraron el domingo por la tarde el cadáver de una mujer de 65 años.

“Ella ha estado muerta durante varios días y tenía una cuerda alrededor de su cuello”, dijo el fiscal local Christophe Amunzateguy.

“También se encontraron heridas en su cuerpo, había signos de asfixia y golpes”.

La policía llegó más tarde y encontró al esposo de la mujer, de 64 años, muerto en la letrina.

“Lo encontraron ahorcado y dejó una nota”, continuó Amunzateguy. “La pareja tenía un proyecto para abrir una casa de huéspedes, pero se canceló debido a dificultades financieras”.

Confirmó que se ha abierto una investigación por asesinato y agregó que el martes se realizarán autopsias a cada uno de los cuerpos para tratar de determinar la causa de la muerte.

La pareja compró su casa en Boudrac, un pequeño pueblo de solo 130 habitantes, a principios del año pasado y quería convertirla en un bed and breakfast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.